Entrenamientos para snowboard sin nieve

SKATE: ENTRENAMIENTOS PARA SNOWBOARD SIN NIEVE

El skateboard tiene muchas similitudes al snowboard, lo que hace que el trabajo de un deporte sea transferible al otro. Así que, si en verano quieres seguir entrenando tu técnica de snowboard, agarra tu patín y toda tu evolución con el skateboard la podrás llevar al snowboard con mucha facilidad.

Pero el skate no solo es útil para mejorar tu rendimiento en snowboard cuando no tienes la nieve cerca. Entre ambos deportes hay algunas diferencias que justamente hacen todavía más interesante el trabajo de skateboard. Con el skate puedes trabajar algunos aspectos técnicos que son más complicados de trabajar con el snowboard, y que te pueden ayudar mucho si luego los pones en práctica en la nieve.

En primer lugar demostraremos las similitudes entre ambos deportes, y después explicaremos los aspectos concretos que se pueden trabajar con el skate y transferir al snowboard.

SIMILITUDES ENTRE EL SKATEBOARD Y EL SNOWBOARD:

Hemos analizado la posición y el centro de gravedad de los dos deportes en diferentes situaciones: buscando una buena estabilidad, efectividad en la conducción de un giro, y absorbiendo o impulsando en un salto.

En todas estas situaciones, la posición que tenemos haciendo snowboard es muy similar a la que tenemos con el skate. El centro de gravedad se encuentra casi en el mismo punto. Y los movimientos son también casi idénticos.

En estas imágenes podemos ver y comparar de forma gráfica la posición y el centro de gravedad (marcado con un punto rojo) en un giro de backside de los dos deportes:

Skate para entrenamientos de snowboard
Giro de backside con skateboard
Skate para entrenamientos de snow sin nieve
Giro de backside con snowboard

En cuanto a los ángulos de trabajo en posición base, la flexión de las articulaciones inferiores es muy parecida en snow y en skate. Hemos observado que la diferencia máxima es de 12 grados.

Esto demuestra que si queremos entrenar snowboard sin nieve, el skate es un buen aliado.

 

CÓMO ENTRENAR SNOWBOARD SIN NIEVE A TRAVÉS DEL SKATE:

Los entrenamientos de snowboard sin nieve son más importantes de lo que podemos pensar.

Si añades el skate en tus entrenamientos de snowboard, podrás aprender a:

1. Generar más velocidad en los módulos:

En snowboard hay muchos momentos en los que necesitas generar velocidad: en una ronda de saltos o barandillas, en un half pipe, en una carrera de snowboard cross, e incluso por pista, antes de llegar a un plano.

Cuando entrenamos cómo generar velocidad encima de una tabla de snowboard, nos es complicado saber cuánta velocidad estamos generando. Es difícil saber si lo estamos haciendo bien y si estamos mejorando o no.

En cambio, con el skate es distinto. En un half pipe y en un pumptrack, por ejemplo, si no generamos velocidad nos quedamos parados. Es muy fácil notar cuándo estamos generando velocidad y cuándo no.

Si aprendes a acelerar con el skate aprovechando los modulos, te será más fácil que con el snowboard y podrás aplicarlo cuando subas a la nieve.

2. Carvear a tope sin derrapar ni caer:

Para carvear haciendo snowboard podemos hacerlo con más o menos flexión de piernas y con más o menos inclinación. Si inclinamos mucho y flexionamos poco, estamos alejando de la tabla nuestro centro de gravedad. Y, cuanto más lejos de la tabla esté nuestro centro de gravedad, más probabilidades de irnos al suelo.

En skateboard no podemos inclinar nuestro cuerpo tanto como lo podemos hacer con el snow. La tabla no se puede inclinar tanto y si nosotros intentamos inclinar nos caeremos. Si queremos girar a muerte, es imprescindible flexionar mucho de piernas y apretar bien.

De este modo, el skate nos obliga a mantener el centro de gravedad encima de la tabla para no perder la estabilidad. Y esto es muy útil aprenderlo para carvear con seguridad en la nieve.

3. Controlar mejor dónde pones el peso de tu cuerpo:

Tanto en skate como en snow hay momentos en los que nos interesa tener el peso en la parte delantera o trasera de la tabla: para hacer algún truco o para generar velocidad, por ejemplo. Pero, para que estos cambios de peso sean efectivos debemos controlarlos muy bien, si te pasas dejarán de ser útiles y pueden hacerte perder estabilidad y/o velocidad.

Con el skate es relativamente fácil darse cuenta de cuándo estamos poniendo el peso demasiado en el nose o en el tail. Perderemos mucha estabilidad y es más que probable que nos caigamos.

En snowboard, como que la tabla es más larga, el nose y el tail nos ayudarán a mantener más el equilibrio. ¿Cuál es el problema? Que nos costará más saber si lo estamos haciendo bien o no.

¡Practica con el skate, busca el límite, interioriza los movimientos y cuando te subas al snowboard te saldrá sin pensar!

4. Tener más tacto y sensibilidad:

Por último, hay un aspecto que es muy evidente: con el skate no tenemos los pies atados y llevamos un calzado mucho más fino

Es decir que con el skate tenemos mucha más libertad de movimientos que con el snowboard y notamos más lo que pasa bajo nuestros pies.

Encima de la tabla de skate tenemos mucha más consciencia de cómo ponemos los pies. Detectamos fácilmente cuándo tenemos el peso en las puntas o en los talones. Podemos flexionar los tobillos con facilidad y ésto nos enseña a hacerlo con eficiencia. También nos damos cuenta de la fuerza que hacemos con los dedos de los pies, etc.

Es difícil pensar en todo esto cuando haces snowboard, pero si lo practicas con el skate, la transferencia al snowboard será automática. Te ayudará a coger tacto y a ganar sensaciones.

Conclusiones:

El entrenamiento sin nieve es muy importante para mejorar tu nivel de snowboard.

En este artículo hemos explicado por qué el skateboard es una excelente opción. Y no solo para el verano o para los días que no podemos subir a la nieve.

Para mejorar nuestro snowboard, los entrenos de skate son importantes siempre, también en invierno, como complemento a los entrenamientos en la nieve.

OFERTAS EXCLUSIVAS Y NUEVOS PRODUCTOS